Google+ Followers

domingo, 7 de abril de 2013

Política, Políticas y Polític@s

L@s Polític@s son un tipo de personas que llevan a cabo acciones (Políticas), casi nunca voluntarias y casi siempre impuestas, les parezcan bien o no, y no pocas veces contrarias a las necesidades verdaderas de su país, y a veces, hasta a sus propias creencias. Además deben de cumplir con otro requisito imprescindible para tener peso dentro de un grupo de Polític@s y que sus diferentes PARNERS, les piden. Y no es otro que tener la "habilidad", bien sea innata o bien entrenada, de que NO SE LE NOTE QUE NO SE CREE LO QUE DICEN, o directamente, que NO SE LE NOTE QUE MIENTEN. Esa "habilidad" no es fácil de tener o de entrenar hasta alcanzar la perfección. En primera instancia, esa habilidad se le podría denominar "Docilidad humano-política".

Quizá el mejor exponente de este requisito en la historia más reciente de nuestro país, sea el Sr. Rubalcaba. Otro podría ser Zapatero, pero la credibilidad de Zapatero estaba respaldada por los medios de comunicación afines. El Sr. Rubalcaba, sin embargo, trasmite la sensación de que precisa menos de sus medios de comunicación, quizá por su mejor dominio de la situación y su carisma muy superior. Lo del Sr. Zapatero, era más un ejercicio de "buenismo" y de aprovechamiento de su mejor imagen-aspecto, fundamentalmente en lo que a dureza se refiere.

         



Conseguido ese objetivo, hay otros que quizá sean más difíciles de conseguir, en tanto en cuanto su contenido, forman parte más de la naturaleza humana, y menos de obtenerlos en base a un trabajo previo, es decir, artificiales. Si bien es cierto, que teniéndolo, has de entrenarlo. Ese aspecto se llama "Don de gentes". Consiste en dar a entender de la forma más natural y espontánea posible, que te ocupa, te preocupa y te importan los problemas de los demás, sean o no personas de tu entorno, y casi es preferible que no lo sean. Además, esa faceta debe ir acompañada de la capacidad de Gestión de Masas, ya que no pocas veces deben enfrentarse a masas de personas, bastante numerosas. No deben tener miedo a ponerse delante de grupos de personas, sean numerosos o no, y es imprescindible que sepan trasmitir tranquilidad. Para ello es muy importante que sepan identificar, o que alguien lo haga por ellos, a los líderes del grupo para tratar de desactivarlos, previo paso a tratar de ganárselos y ponerlos de tu parte.

Con los anteriores aspectos dominados, nos queda aún esfuerzos por conseguir ser Polític@. Hay un aspecto que sí que es necesario que sea innato, ya que no se puede conseguir de ninguna otra forma. Es el "Carisma". Este aspecto forma parte de la Psicología del ser humano, de la trasmisión de sensaciones, de la química humana y de la percepción que los demás tienen. Se podría decir que es la capacidad de trasmitir cosas positivas, a determinados grupos de personas, sin querer, de forma natural y que funciona como un imán, atrayendo la atención y ganándose la confianza sin pretenderlo o forzarlo.

                                       


Pero todo lo anterior no vale de nada, si además no eres INTELIGENTE y tienes capacidad de análisis de las situaciones. Esto sí se puede entrenar. De hecho hay muchas personas que cumplen a la perfección con los requisitos para ser un/a buen/a Polític@ y van evolucionando en la perfección de este aspecto. La perfección te lo va dando la experiencia, los años y la madurez mental. Abundando en este aspecto, España cuenta con un problema que no tienen otros países. Ese problema no es otro que la "juventud de nuestra Democracia". Cómo en todos los órdenes de la vida, las jerarquías, la veteranía y la experiencia, te la da el tiempo y las personas que ya han pasado por situaciones similares y ofrecen una mirada más objetiva, basada en lo conocido y de forma NADA PARTIDISTA.

Hasta aquí, se podría decir que uno puede evolucionar hasta conseguir ser lo que busca, de una forma más o menos independiente, con su trabajo, sus horas de estudio, su búsqueda de experiencias y vivencias, etc. Pero por desgracia, hay un aspecto que rodea todo l@ Polític@, que es lo que realmente la daña. Es como un virus, una plaga. Y es ahí donde l@ Polític@ de un país debe pulirse para poder ir ofreciendo experiencias y conocimientos a l@ nuev@s Polític@ para que se formen y crezcan de una forma más sana. Es decir, si un@ aprende un oficio con vicios permitidos y "naturalizados" consciente además de que si no lo hace así, queda fuera de "mercado", y pretende alcanzar su meta, no tiene otra alternativa que seguir perpetuando ese lastre. Este lastre del que hablo, no es otro que el PODER, pero no el PODER de las cosas bien hechas, la seriedad, la profesionalidad, la formación, la ÉTICA, la HONESTIDAD y el COMPROMISO, si no el poder que le OTORGAN AL QUE TIENE DINERO (PADRINO). Huelga decir, que el que tiene dinero, en primer lugar NO querrá ni arriesgarlo ni perderlo, por lo tanto la primera pregunta que habría que hacerse, es POR QUÉ expone su dinero? La segunda es QUÉ pretende obtener a cambio? Cómo estas preguntas nadie las va a responder de forma clara, concisa y creíble, hay que pensar en que el sistema está PROSTITUIDO y por lo tanto hay que cambiarlo o de lo contrario pudrirá. Y ahí es donde creo que se encuentra España, con el agravante que además, está el gobierno esforzándose y trabajando para salir de la crisis, a la que nos han arrastrado nuestros socios, pero en la que hemos caído más profundamente por méritos propios, méritos sobre todo de carácter electoral, dónde el Sr. Zapatero y el Sr. Rubalcaba, prefirieron manejar los tiempos de espaldas a la realidad, hasta que la realidad les superó. En ese momento la crisis, por inacción, era mayor que la que nos podíamos permitir, fundamentalmente por cuestiones IDEOLÓGICAS.

La IDEOLOGÍA, es a lo que me refería al principio, cuando hablaba de que no pocas veces un@ Politic@ hace o dice cosas de las cuales no sólo no está convencido, si no que sabe fehacientemente que es contrario a la solución necesaria. La IDEOLOGÍA a veces es por autoconvencimiento, en ese caso es "perdonable", a veces es por ignorancia y eso demostraría que en política NO ESTÁN LOS MEJORES. Y la tercera y quizá la peor, es por ADOCTRINAMIENTO, es decir, anulan tu YO, y lo reemplazan con "medias verdades" o "falsas necesidades impuestas", casi siempre apelando y manipulando la sensibilidad de la persona.

EN España hay dos tendencias políticas definidas, aunque últimamente, cada vez son menos identificables, sobre todo una de ellas, que es el Centro-Derecha. La otra, la Izquierda, a pesar de denominarse Progresismo, es más inmóvil, más apalancada y menos evolucionista, entre otras cosas porque la forman sectores NO productivos cuyo único objetivo es seguir viviendo BIEN a costa del Estado, aunque el ESTADO no se lo pueda permitir, entre otras cosas porque las sociedades evolucionan, se modernizan, los mercados cambian y con ello las necesidades de los países y por lo tanto de sus gentes. En esto el inmobilismo es malo por principio, ya que un país debe tener una alta capacidad e análisis, una predisposición para ubicarse y estar preparado para readaptarse a los movimientos globales y poder competir, ya que de lo contrario, y es lo que nos ha pasado, quedamos fuera de "mercado", y no nos olvidemos, cualquier país depende de su economía para poder ofrecer a sus ciudadanos una cierta calidad de vida, basada en unos servicios públicos y sociales que cubran sus necesidad básicas.

Los servicios públicos deben estar saneados y dimensionados de tal forma que sean viables, ya que de lo contrario, el endeudamiento será cada vez mayor y eso nos empuja a tener que pedir ayuda exterior, teniendo que aceptar las condiciones que otros nos pongan. Es fácil de entender. Si una familia no se puede financiar, no llega a final de mes, tendrá que acudir a la ayuda externa, que bien puede ser su familia a un banco, a través de un préstamo. Si no le queda más remedio que acudir a la segunda opción, tendrá que aceptar las condiciones que el banco le ponga. Con ello adquiere un compromiso, y es el compromiso de devolver el préstamo en tiempo y forma, es decir devolviendo el préstamo con sus intereses correspondientes, y esos intereses que se le pagan a los bancos impiden que ese dinero se puede utilizar en, por ejemplo, mejorar y/o sostener determinados servicios públicos. Por lo tanto, el que pone en riesgo el BIENESTAR, no es quien pide el préstamo/ayuda para poder seguir sobreviviendo, si no quien MALGASTA sus recursos. Y por cierto, esos recursos salen de los impuestos de las empresas y ciudadanos, y si cada vez son menos los que pagan, es lógico llegar a la conclusión de que cada vez el Estado recaudará menos, y un país saneado, es como una familia sin hipotecas ni cargas, es decir CON MENOS PROBLEMAS para poder afrontar una eventual coyuntura negativa.

Es bonito pensar que unos servicios públicos de calidad es bueno, y cuantos más mejor, pero eso no deja de ser un acto de surrealismo sin fin. Sobre todo porque lo que hoy es viable, mañana puede dejar de serlo y poner en riesgo el resto de servicios y por lo tanto hay que tener cierto margen para no caer en un agujero del cual nos cueste mucho tiempo y recursos para poder salir, que es ahí donde estamos. Por ejemplo, la medicina no es la misma hoy que hace unos diez años. Hay nuevos tratamientos, nuevas técnicas, nuevas máquinas, etc., mucho más caras y si no tomamos conciencia de que el Estado NO es un saco sin fondo, pondremos en peligro poder seguir manteniendo el Servicio Público de Salud, porque los laboratorios, los departamentos de I+D y los propios fabricantes de las máquinas que ayudan a curar personas, están formados por personas y familias que también VIVEN.

La Izquierda, se sitúa al lado de los público y en contra de lo privado, de los empresarios, de los mercados, y estando de acuerdo que muchos de estos actores son negativos por su comportamiento, pero generan riqueza y empleo. En todo caso habría que perseguir a quien atenta contra el buen funcionamiento de un sector y no contra un colectivo o sector, de igual forma que es injusto criticar a todos los funcionarios que por principios en lo único en lo que NO piensan en ser productivos, por la sensación que algunos les hacen ver, que son imprescindibles para el buen funcionamiento del Estado, sólo por estar. Eso se llama INTOXICAR.

Últimamente está muy de moda la CORRUPCIÓN, nunca ha dejado de ser noticia, pero cuando no gobierna la izquierda, sus "estómagos agradecidos", con el objetivo de volver a parasitar el poder y vivir de él, toman más notoriedad y más peso en los medios, gracias a las campañas de los afines. Lo curioso del tema es que los que promueven los ataques y manipulan, son los que tienen un mayor peso y más extenso historial: PSV Madrid, ROLDÁN, FILESA, MALESA, GAL, FAISAN, MERCURIO, CASO CAMPEÓN, CASO MAREA, CAPITAN KAN, EREs, PAESA, FONDOS RESERVADOS, 11-M..., y no digamos el despilfarro ELECTORALISTA de la devolución de los 400€ de IRPF, el CHEQUE BEBE que se otorgaba de forma INDISCRIMINADA incluso a familias MULTIMILLONARIAS, el PLAN E para hacer ACERAS Y ROTONDAS DONDE NO VIVÍA, NI VIVE NADIE. Todos estos casos, y algunos más, llevan el sello de la Izquierda en este país. Resultan muy esclarecedoras y muy gráficas las declaraciones de una ministra del anterior gobierno del Sr. Zapatero, cuando se refería al dinero público diciendo "QUE EL DINERO PÚBLICO NO ES DE NADIE", pero cuando no lo hay o lo malgastan como ha sido su caso, si tiene un dueño, LOS TRABAJADORES, que somos los que PAGAMOS.
   
                                       

                                                
Estamos manejando dinero público, y el dinero público no es de nadie


El Estado no puede darnos trabajo a todos, debemos asumir que los servicios públicos y de calidad tienen un coste, y es necesario DIMENSIONARLOS para que sean viables y CONTROLAR su gestión y al igual que los funcionarios, que pagamos todos, hay que CONTROLAR, quien corresponda, que sean PRODUCTIVOS. Claro ejemplo de esa productividad y que es envidiable en todo el mundo, es nuestra SANIDAD y nuestras FUERZAS Y CUERPOS DE SEGURIDAD DEL ESTADO, y creo que sería bueno modificar el sistema de retribuciones públicas, ya que estos dos colectivos, que SI SON PRODUCTIVOS, deberían ser complementados sus sueldos con pluses por PRODUCTIVIDAD.

Que la clase política se sanee, debe ser una tarea, un compromiso de todos ellos, dejando a un lado sus intereses IDENTITARIOS e IDEOLÓGICOS, por el bien de ESPAÑA, pero con eso NO se solucionan todos nuestros problemas más pesados, entre los que se encuentra buena parte del sector empresarial, que merece capítulo aparte.

Hasta otra.



No hay comentarios:

Publicar un comentario